El Oriente Eterno ha abierto nuevamente sus puertas

  • José
  • Blog

Cuando la humanidad se ve azotada por una pandemia sin precedentes que socava los cimientos de nuestra sociedad, tal como la conocemos. Las luces de esperanza por un nuevo porvenir se vislumbran desde diversas latitudes y es así como en su universalidad la masonería promueve el desarrollo de una sociedad mejor.


Bajo esa clara premisa de que la masonería es una sola, como el universo que nos cobija, es cómo se desarrolló por 32 años el trabajo masónico del M:.R:.G:.M:. Carlos Alejandro Balladares Grazzo, de la Gran Logia del Ecuador.

Hoy, como Gran Logia Autónoma de Chile, nos avocamos al trabajo del V:.H:. Balladares quien, en vida se esforzó por la unificación de la masonería en las tierras de Atahualpa y así bien lo saben nuestros QQ:.HH:. de la Logia Hijos de la Luz No. 13 de Guayaquil, quienes desarrollaron una cercana relación con el Q.H. quien muy recientemente pasó a engalanar el Or:. Et:. después de una ardua batalla contra el cáncer.

Nos unimos en las oraciones para el Gran Maestro Carlos Balladares en su tránsito al Templo del Altísimo para que las puertas de la Gran Logia Celestial se abran a su paso.

Con profundo dolor, hacemos llegar nuestras condolencias a su familia, cercanos y a todos los masones del Ecuador en una oración de Fe, Esperanza y Caridad.

#GlachLaConstruimosTodos